viernes, 14 de octubre de 2011

PROYECTO PEDAGÓGICO DE AULA EN LECTO-ESCRITURA

TEMA DEL PROYECTO: PROYECTO DE AULA PARA EL APRESTAMIENTO DE LA LECTURA Y LA ESCRITURA EN EL PREESCOLAR
PLANIFICACIÓN



Qué se quiere lograr.

Con este proyecto se pretende despertar en los estudiantes el interés por lograr una mejor escritura, el enriquecimiento de su lenguaje en la forma más positiva posible, con diferentes estrategias y actividades lúdicas,  para que desarrollen sus habilidades, potencialidades y adquieran nuevos conocimientos. 
En este proyecto abordaremos con los niños, la importancia de la Lectura y Escritura teniendo en cuenta de que los niños ya van adquiriendo ciertos conocimientos de ello y que se encuentran en una determinada etapa de la lectoescritura.
Dentro de este proyecto, se tendrá en cuenta la importancia que debe darse a la Lectoescritura como medio por el cual los niños pueden acceder con gran facilidad para estimular la lectura y la escritura en diferentes espacios y momentos.
Asumir la escritura y la lectura como un medio de comunicación que trasciende las exigencias meramente escolares, sino que debe servir para comunicarse en sociedad.
Entender que la escritura es un proceso de construcción que dura toda la vida y por ende lo que se debe hacer es ayudar a los niños para que cada vez escriban mejor y darles pautas para que puedan construir sobre sus errores.
Animar a los niños para que escriban con el propósito de comunicarse con distintos actores y diferentes espacios sociales, con alguna intención.
Entender la lectura como comprensión y construcción de significado.
Propiciar la lectura espontánea  y así lograrán tener mejor comprensión


IDENTIFICACION DEL PROBLEMA

¿Cómo despertar en los niños un interés natural, y lograr un aprestamiento en el proceso  lecto-escritor?
La mayoría de los problemas en lectura que enfrentan los adolescentes y los adultos hoy, podían haberse prevenido si ellos hubieran recibido la debida ayuda durante la niñez.
El proceso inicia desde que el niño nace, pero al llegar al colegio cambian las reglas de juego y, por lo general, el niño debe enfrentarse a situaciones y/o actividades que en su mayoría son ejercicios mecánicos, extensas planas o lecturas impuestas.
El nivel inicial debe plantear situaciones en la que los niños actúen como lectores y escritores, aún antes de leer y escribir convencionalmente. Se trata de pensar la escritura como un proceso de producción de textos con sentido; de organizar el aula de manera que la lectura y la escritura, el habla y la escucha sean prácticas habituales como lo son fuera del contexto escolar.
Se pretende  motivar, estimular la lectura y la escritura en  diferentes espacios, ayudar a fortalecer la capacidad de los niños y niñas en lectura y escritura en los primeros años de vida, ya que  saber leer y escribir bien constituye la base del aprendizaje. Sin esta capacidad los niños no pueden triunfar en la escuela.

Por otra parte, el propósito es proporcionarle al alumno un acercamiento a los distintos tipos y usos sociales, que se pueden  encontrar en  la escritura o lectura.
Conscientemente  de que el proceso de aprendizaje, especialmente en los primeros años, deja en el niño una huella que perdura toda su vida. Por lo tanto, este proceso debe ser una experiencia agradable, llena de sentido y significado, donde no se generen angustias frente a las equivocaciones, sino que éstas sirvan para fortalecer el aprendizaje.

Al culminar este proyecto los educandos deben entender la importancia que implica el acto de leer y escribir,  su concepto y desarrollar sus capacidades, destrezas, y potencialidades para la comunicación  fluida, leer, escribir bien.  


ANALISIS DE LA SITUACION:

Con inmensa preocupación se observa como los niños demuestran apatía y desinterés por la lectura, como observan el proceso escritor como tarea sistemática y repetitiva, ya que los docentes enseñan este proceso con métodos sin  considerar que cada niño y niña tiene un desarrollo madurativo propio que se debe respetar y trabajar  en la medida del  ritmo de su desarrollo individual.

En la actualidad se observan  adultos o jóvenes que no tienen la capacidad de leer y comprender, de  redactar un texto con coherencia, actividades que se empiezan a formar desde los primeros años de vida y en los grados iniciales, en donde se evidencia aprendizajes falentesy poco significativos.

JUSTIFICACION

El lenguaje posibilita la comunicación y el intercambio entre personas.
Es el instrumento mediador en la construcción de conocimientos y, por lo tanto, desempeña un papel fundamental en el desarrollo de los niños. Por él se aprende a interactuar en la sociedad, a integrarse a su cultura, y a apropiarse de sus modos de pensar, de hacer, de sus creencias y de sus valores.
.La aproximación a la lectoescritura no significa sólo el conocimiento de letras, palabras, oraciones, sino básicamente incorporar todos aquellos materiales con los que el niño está en contacto permanente y que le ofrecen amplias posibilidades para la comprensión.

El lenguaje constituye una habilidad para el desarrollo intelectual y social. El niño debe aprender a expresar con palabras sus sentimientos, sus conocimientos sus ideas.

La lectura y la escritura están considerados como elementos prioritarios en la formación de los estudiantes, procesos inseparables y transversales a todas las áreas, convirtiéndose en un asunto colectivo del contexto escolar, no puede quedar limitado  al trabajo exclusivo del área de lenguaje, ni a los primeros niveles de escolaridad, se trata de un proceso continuo que comienza antes de la escolarización, continua a lo largo del periodo escolar y se extiende a la totalidad de la vida, mediante el enriquecimiento formativo a través del proceso  lecto-escritor.

Es de gran importancia el aporte de cada niño como individuo, como creador de sus actividades, de sus juegos de sus producciones. Y también con sus hipótesis fantásticas, de este modo el niño aprende a crear, a valorar su creación y se transforma en un crítico de sus producciones.

La imaginación tiene un lugar preponderante en la educación y es por eso que se debe incentivar a los niños a que participen activamente en las propuestas de trabajo.

La lecto-escritura desarrolla competencias, entendidas como el conjunto integrado de conocimientos, procedimientos, actitudes y valores que permiten un desempeño satisfactorio y autónomo ante situaciones concretas de la vida personal y social.




METODOLOGIA

Utilizar estrategias de lecto- escritura
Actividades guiadas trimestrales.
Creación de un ambiente apropiado que estimule el interés.
Realizar en el aula y el hogar actividades significativas y de interés para el niño.
Manipular material de lectura (libros, cuentos, historias, revistas, tiras cómicas entre otros)
Los docentes y padres y representantes deben propiciar actividades que despierten el interés y gusto por la lectura.
Conocimientos previos sobre la importancia de saber leer.
Organización del su espacio-temporal.
De igual manera se debe llevar el control sistemático del que hacer del niño para ir viendo en cuales actividades de deben hacer énfasis para que se apropien de la lectura y escritura.
Aprovechar todas las situaciones de su cotidianidad para mostrar a los niños que cada tipo de escritura tiene una forma de presentación determinada. Por ejemplo, una receta se escribe y se presenta de una manera distinta de unas instrucciones  de juego o una carta.


MARCO TEÓRICO

Los teóricos que sustentan el PPA son:

Durante muchas décadas, anteriores a los años ochenta, la lectura y la escritura fueron consideradas como  actividades determinadas esencialmente por la percepción y la motricidad. En ellas el pensamiento y el lenguaje eran considerados sólo de manera ambigua y tangencial. Esta concepción del aprendizaje y la enseñanza de la lectura y la escritura fue liderada en América Latina por Mabel de Conde Marín y su grupo de la investigación (1995), el cual tuvo una fuerte influencia en nuestro país, especialmente en los años sesenta, setenta e incluso ochentas.

Igualmente Goodman, K (1982 y Smith (1983) nos plantean que la lectura esta determinada por el pensamiento y el lenguaje y como los significados de un texto se construyen precisamente por la transacción de estas dos funciones. Ahora bien, desde esta perspectiva constructivista y psicolingüística de la lectura y escritura, estas habilidades son, ante todo, actividades simbólicas, en la medida que están determinadas esencialmente por el lenguaje y el pensamiento, no por funciones perceptivo-motrices,  como tradicionalmente se consideró. Pues igual que Goodman (1982), Lerner (1985), y Carbonell (1991), consideramos que leer, antes que descodificar, es un proceso constructivo de significados que se van elaborando por aproximaciones sucesivas.

Célestin  Freinet  “Modernizar la escuela”. Planteaba la importancia de trabajar con textos  que tengan sentido para los niños.
Propuestas pedagógicas en lectura y escritura, entre sus propuestas figuran: la escritura del texto libre, el diario escolar, la escritura por medio de la imprenta (actualmente quizá hablaría del computador), que  son estrategias de trabajo escolar que tienen como base la intención de trabajar de acuerdo con las necesidades de los niños y la de vincular el trabajo escolar con las necesidades sociales.

Emilia Ferreiro y Ana Teberosky: Los aportes en cuanto la importancia  de tener un conocimiento  claro y preciso de la manera como el niño construye el sistema de escritura y han podido determinar etapas o niveles por las que pasan los niños en su evolución constructiva de la lengua escrita.

Autores como  Frank Smith, Keneth y Yetta Goodman plantean la importancia de tener en cuenta la lectura como un proceso que se lleva a cabo con el cerebro y no con los ojos; hacen énfasis en el significado y la comprensión de lo que se lee

Fabio Jurado Y Guillermo Bustamante: abordan la escritura como un  proceso. La escuela tiene la necesidad de enseñarla desde una perspectiva diferente. Escribir no es sólo codificar. Escribir es ante todo construir sentidos. El enfoque de los textos es esencialmente constructivista. El sujeto elabora en su proceso de aprendizaje una serie de hipótesis frente a la escritura. Poco a poco va comprendiendo el sistema utilizado por los adultos.

Un buen ejemplo de lo dicho se presenta en el ensayo titulado “Constructivismo y Lengua escrita”, de la autoría de Juan Carlos Negret y Adriana Jaramillo. Ellos describen detalladamente el proceso de aprendizaje de la escritura, en el cual básicamente se presentan             los siguientes momentos:
 Nivel presilábico (Convencional o no convencional): No se diferencian sílabas al interior de las palabras.
Nivel silábico: El niño comprende que al interior de las palabras hay segmentos internos (las sílabas)
 Nivel Silábico – alfabético: Se intuye la existencia de fonemas, pero aún no se les diferencia plenamente de la sílaba.
Alfabético: El niño reconoce que al interior de cada palabra y de cada sílaba hay fonemas que deben representarse en la escritura a través de grafemas; ha comprendido básicamente el sistema de escritura adulta.

Clemencia Cuervo y Rita Flórez:   la escritura sólo adquiere sentido en la medida en que contribuya al desarrollo humano. Esto quiere decir que la escritura ayuda a construir mejores seres humanos: personas civilizadas, éticas, solidarias e  inteligentes", condiciones indispensables en la construcción de una sociedad abierta, democrática y competitiva.

MADELEY VELEZ
IRMA ROBAYO
SONIA AYALA
MILLY  J. GONZALEZ

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada